El éxito de una parrillada está determinado, sin lugar a duda, por el tipo de carne que se emplea, además de la forma en que ésta se prepara.




Elegir la carne para asar ideal depende en mucho de cada gusto, pues habrá quienes prefieran la carne magra o bien, con consistencia grasosa, suave, tierna, delgada, dura o jugosa, entre tantas otras características que posee la carne de res, dependiendo de la zona de donde se extrae.




Al respecto, para elegir un corte de carne que vaya de acuerdo con nuestros gustos, es necesario saber que existen diversos tipos de cortes de carne, los cuales, son los más adecuados para asar y sumamente dignos de formar parte de una parrillada.




Entre los cortes de carne para asar más comunes podemos encontrar:




Arrachera.- Es un corte delgado y relativamente duro, lo cual se contrarresta con un buen marinado. Está considerado como uno de los cortes más comunes.



Top Sirloin.- Para los amantes de carne jugosa y suave, es la mejor elección. La pequeña capa de grasa que le acompaña, le da un toque delicioso.



Picaña.- Se caracteriza por ser una carne tierna y de suma suavidad, la cual debe asarse en cortes pequeños para lograr una cocción perfecta.



T-bone.- Quienes gusten de los cortes de carne término medio, encontrarán en esta carne con hueso, una excelente alternativa, suave y jugosa.



Chuletón.- Sumamente jugoso debido a su composición de carne con grasa, otorga un sabor único y de gran calidad.




Existe una gran variedad de cortes de carne para asar y a su vez, una diversidad de formas de preparación. Si deseas disfrutar de una gran parrillada, visítanos. En Fonda La María somos amantes de los cortes de carne y de las buenas parrilladas, te invitamos a probarlas.